Hallux Valgus (Juanetes)

¿Qué es el Hallux Valgus o Juanete?

Esta patología se caracteriza por ser una deformidad en la cual, el Hallux (“dedo gordo” del pie) se desvía en valgo (hacia afuera) y el primer metatarsiano en varo (hacia adentro). FIG 1

samecipp

FIG 1. Esquema de un pie derecho visto desde arriba, en la cual se evidencia la deformidad del Hallux Valgus. El Hallux se desvía en valgo (hacia afuera, flecha A) y el primer metatarsiano se desvía en varo (hacia adentro, flecha B).

¿Es frecuente esta patología?

Esta es una de las patologías más frecuentes del antepie (porción anterior del pie) y uno de los principales motivos de consulta por consultorio.

¿Por qué se produce el Hallux Valgus?

Si bien esta patología es multifactorial, muy probablemente, tenga una alta relación con una predisposición de tipo heredofamiliar. Es posible relacionarlo con el tipo de calzado, el cual favorece su aparición y evolución, pero como contrapunto existen casos de Hallux Valgus en poblaciones que nunca han utilizado calzado. La morfología de algunas articulaciones del pie, así como la forma del pie en su totalidad y la biomecánica de la marcha, también han sido relacionadas con la aparición de esta patología.

¿El Hallux Valgus empeora?

Esta patología, es en general evolutiva. El tipo de calzado, la forma de caminar, la laxitud de los tejidos con el paso de los años y la fuerza de los tendones del pie, tienden a incrementar la deformidad. FIG 2.

samecipp

FIG 2. La letra C evidencia la fuerza deformante que ejercen los tendones.

Al progresar hacia estadios más avanzados (con mayor deformidad) se van comprometiendo otros segmentos del pie, generando patologías asociadas como la metatarsalgia, los dedos en garra, los dedos en martillo, los dedos supra o infra ductos, entre otros.

samecipp

FIG 3. Esquema que demuestra la evolución y los diferentes estadios según la severidad del Hallux Valgus.

¿Cuáles son los motivos de consulta por el Hallux Valgus?

Los motivos de consulta son en general el dolor, la dificultad para calzarse y los estéticos (en este último, se desaconseja la cirugía como tratamiento).

samecipp
¿Cuál es el tratamiento del Hallux Valgus?

Tratamiento no quirúrgico.

El tratamiento conservador (no quirúrgico), es poco eficaz en la corrección de esta deformidad. Se han intentado, plantillas, separadores, dispositivos de uso nocturno e incluso una serie de ejercicios.

Tratamiento quirúrgico.

El dolor y el aumento progresivo de la deformidad que ocasiona dificultad para calzarse, forman partes de las principales indicaciones para el tratamiento quirúrgico.
Existen más de 200 técnicas quirúrgicas descriptas para esta patología.
Hoy en día la cirugía del Hallux Valgus y la anestesia, han evolucionado de forma conjunta y permiten, en general, la carga de peso (deambular) desde el postoperatorio inmediato, con un calzado especial, prácticamente sin dolor. Con las nuevas técnicas anestésicas (bloqueos regionales) es posible el control del dolor postoperatorio con analgésicos comunes.
Es fundamental la consulta con el especialista para lograr un correcto diagnostico a través del interrogatorio, el examen físico y los exámenes complementarios, que permitan determinar el tipo de tratamiento adecuado para cada paciente.

Antes de la cirugía.

En el consultorio, el médico especialista, realizará la anamnesis (interrogatorio), el examen físico y solicitará los estudios complementarios. Una vez logrado el diagnóstico, se determinará el tipo de tratamiento adecuado, teniendo en cuenta los antecedentes del paciente.
Si el tratamiento de la patología implica una intervención quirúrgica, el especialista solicitará una evaluación pre-quirúrgica. Esta consiste en estudios, como por ejemplo, el electrocardiograma, análisis de sangre, etc y la interconsulta con el cardiólogo o médico clínico, el cual determinará si el paciente se encuentra o no en condiciones de afrontar la cirugía.
Antes de la cirugía el paciente (y/o sus familiares), debe conocer todo sobre el procedimiento al cual va a ser sometido. Será fundamental que conozca en qué consiste la operación, sus beneficios, riesgos y complicaciones, así como también el post operatorio. Luego de haber explicado todo y de evacuar dudas, el médico le entregará el consentimiento informado. El consentimiento informado es un documento, que garantiza que el paciente (y/o familiares) ha sido informado sobre la cirugía, que ha comprendido la información brindada y acepta voluntariamente la realización de la intervención.

Las indicaciones pre-quirúrgicas (en general consisten en las siguientes).

Ayuno de 8 horas tanto para sólidos como líquidos (no beber ni ingerir ningún alimento).
Concurrir con todos los estudios pre-quirúrgicos (análisis), radiografías, resonancia, tomografías, etc.
Concurrir con los consentimientos informados firmados.
Las uñas de manos y pies deben estar despintadas. No cortarse las uñas durante la semana previa a la cirugía.
No rasurar ni depilar el área de la cirugía ni zonas cercanas, para no lesionar la piel.
Bañarse 2 veces el día previo a la cirugía (mañana y tarde) y 1 vez el día de la cirugía lo, más cercano posible al ingreso al Hospital/Sanatorio.
El baño debe realizarse con Jabón de Clorhexidina o Jabón de Yodo (venta libre en farmacias).
Vestirse con ropa limpia.
En caso de fiebre o algún proceso infeccioso (resfrío, neumonía, gastroenteritis, diarrea, infección de piel, infección en cavidad bucal, infección urinaria, etc.) días previos a la cirugía, contactarse con su cirujano.
Asistir acompañado.

En el Hospital/Sanatorio.

Las cirugías ambulatorias, serán aquellas en las que el paciente puede retirarse del Hospital/Sanatorio, luego de algunas horas de la cirugía. Las cirugías con internación, serán aquellas en las que el paciente requerirá quedarse internado el tiempo necesario.
En el quirófano se procederá a realizar un lavado del miembro a ser operado. Se le colocará una guía de suero, habitualmente en el brazo, por donde se administrará medicación.
Las nuevas técnicas quirúrgicas han evolucionado de forma conjunta con la Anestesia. Hoy en día las nuevas técnicas anestésicas brindan mayor seguridad y un postoperatorio casi sin dolor.
Al finalizar el procedimiento se colocará un vendaje simple, vendaje elástico, férula u ortesis, férula de yeso o yeso completo, según la patología y la cirugía realizada. Luego de la cirugía el paciente será llevado o una sala de recuperación o a la habitación. En la habitación se darán las indicaciones postoperatorias a seguir por el paciente, las pautas de alarma y el día de control; que variaran según el tipo de patología y de cirugía realizada.