Metatarsalgia

La metatarsalgia es un síntoma y no una patología. Es por definición, un dolor debajo de las cabezas de los metatarsianos, siendo un frecuente motivo de consulta. Además del dolor es habitual la aparición de callosidades.

samecipp

El peso corporal es soportado por los pies, podría decirse, de forma aproximada, que sobre el retropie (porcion posterior de los pies) recae el 57 % de el peso corporal y sobre el antepie (porcion anterior de los pies) el 47% de el peso corporal.

Las cabezas de los metatarsianos tocan el suelo y de esta forma comparten de manera uniforme la transmisión de carga.

samecipp

La anatomía y biomecánica normal de los pies, junto a una almohadilla plantar adecuada, permiten que el peso corporal sea soportado sin dolor.

samecipp

Cambios en la anatomía o en la biomecánica normal del pie, así como también, afecciones sistémicas; generarán alteración del patrón de distribución de la carga de peso, que podrá generar una metatarsalgia.

Las clasificaciones más utilizadas para la metatarsalgia son las siguientes:

Clasificación A
A1 Metatarsalgias Primarias

Producto de alteraciones estructurales, son habitualmente de causa mecánica.

Causas:
Alteración de la fórmula metatarsal (longitud y relación entre los metatarsianos “indacuadas”).
Equino metatarsiano localizado (aumento de la inclinación de los metatarsianos).
Equino del pie.
Pie cavo.
Insuficiencia del primer metatarsiano.
Deformidades digitales (dedos en garra, dedos en martillo).
Hiperpronación del retropié (alteración del eje de la porción posterior del pie).
Deformidad secuelar (secuela de una fractura o de alguna afección).
Fractura por stress.

A2 Metatarsalgias Secundarias

Habitualmente, consecuencia de afecciones sistémicas.

Causas:
Desordenes metabólicos.
Gota.
Artritis Reumatoidea.
Artritis Psoriásica.
Neuroma de Morton.
Enfermedad de Freiberg (Köhler II).

Clasificación B

B1 Metatarsalgias Estáticas

Duelen principalmente cuando el pie se encuentra en su totalidad en contacto con el suelo en el ciclo de la marcha.

Causas:
Equino metatarsal.
Acortamiento del complejo Gemelo-Soleo-Tendón de Aquiles.
Pie cavo.
Cabeza metatarsal prominente

samecipp

Aspecto de las callosidades en las Metatarsalgias Estáticas

B2 Metatarsalgias Dinámicas

Duelen principalmente cuando la porción anterior del pie comienza el despegue.

Causas:
Insuficiencia del Primer metatarsiano.
Metatarsianos centrales largos.

samecipp

Aspecto de las callosidades en las Metatarsalgias Dinámicas

B3 Metatarsalgias Mixtas

Es una combinación entre las Metatarsalgias Estáticas y las Metatarsalgias Dinámicas.

Para el correcto diagnóstico es fundamental la consulta con el especialista. El interrogatorio, el examen físico y los estudios complementarios serán muy importantes para lograr diagnosticar la casusa de la metatarsalgia y encarar una estrategia terapéutica.

Podríamos dividir el tratamiento en quirúrgico o no quirúrgico.

En general el tratamiento no quirúrgico es el que se instaura inicialmente y presenta muy buenos resultados. Dentro de las opciones terapéuticas no quirúrgicas contamos con las plantillas y las olivas retrocapitales (que distribuyen la carga de manera uniforme entre las cabezas metatarsales), los protectores de silicona, las infiltraciones, el cambio del calzado, los antiinflamatorios y la kinesiología.

En los casos en los cuales el tratamiento no quirúrgico no ha logrado buenos resultados, podrá valorarse la posibilidad de un tratamiento quirúrgico.

Para encarar un tratamiento quirúrgico, será fundamental haber logrado el diagnóstico de la causa de la metatarsalgia. Existe una amplia variedad de técnicas quirúrgicas y cada una de ellas debe indicarse según cada caso en particular.

Antes de la cirugía

En el consultorio, el médico especialista, realizará la anamnesis (interrogatorio), el examen físico y solicitará los estudios complementarios. Una vez logrado el diagnóstico, se determinará el tipo de tratamiento adecuado, teniendo en cuenta los antecedentes del paciente.

Si el tratamiento de la patología implica una intervención quirúrgica, el especialista solicitará una evaluación pre-quirúrgica. Esta consiste en estudios, como por ejemplo, el electrocardiograma, análisis de sangre, etc y la interconsulta con el cardiólogo o médico clínico, el cual determinará si el paciente se encuentra o no en condiciones de afrontar la cirugía.

Antes de la cirugía el paciente (y/o sus familiares), debe conocer todo sobre el procedimiento al cual va a ser sometido. Será fundamental que conozca en qué consiste la operación, sus beneficios, riesgos y complicaciones, así como también el post operatorio. Luego de haber explicado todo y de evacuar dudas, el médico le entregará el consentimiento informado. El consentimiento informado es un documento, que garantiza que el paciente (y/o familiares) ha sido informado sobre la cirugía, que ha comprendido la información brindada y acepta voluntariamente la realización de la intervención.

Las indicaciones pre-quirúrgicas (en general consisten en las siguientes).

Ayuno de 8 horas tanto para sólidos como líquidos (no beber ni ingerir ningún alimento).
Concurrir con todos los estudios pre-quirúrgicos (análisis), radiografías, resonancia, tomografías, etc.
Concurrir con los consentimientos informados firmados.
Las uñas de manos y pies deben estar despintadas. No cortarse las uñas durante la semana previa a la cirugía.
No rasurar ni depilar el área de la cirugía ni zonas cercanas, para no lesionar la piel.
Bañarse 2 veces el día previo a la cirugía (mañana y tarde) y 1 vez el día de la cirugía lo, más cercano posible al ingreso al Hospital/Sanatorio.
El baño debe realizarse con Jabón de Clorhexidina o Jabón de Yodo (venta libre en farmacias).
Vestirse con ropa limpia.
En caso de fiebre o algún proceso infeccioso (resfrío, neumonía, gastroenteritis, diarrea, infección de piel, infección en cavidad bucal, infección urinaria, etc.) días previos a la cirugía, contactarse con su cirujano.
Asistir acompañado.

En el Hospital/Sanatorio

Las cirugías ambulatorias, serán aquellas en las que el paciente puede retirarse del Hospital/Sanatorio, luego de algunas horas de la cirugía. Las cirugías con internación, serán aquellas en las que el paciente requerirá quedarse internado el tiempo necesario.

En el quirófano se procederá a realizar un lavado del miembro a ser operado. Se le colocará una guía de suero, habitualmente en el brazo, por donde se administrará medicación.

Las nuevas técnicas quirúrgicas han evolucionado de forma conjunta con la Anestesia. Hoy en día las nuevas técnicas anestésicas brindan mayor seguridad y un postoperatorio casi sin dolor.

Al finalizar el procedimiento se colocará un vendaje simple, vendaje elástico, férula u ortesis, férula de yeso o yeso completo, según la patología y la cirugía realizada. Luego de la cirugía el paciente será llevado o una sala de recuperación o a la habitación. En la habitación se darán las indicaciones postoperatorias a seguir por el paciente, las pautas de alarma y el día de control; que variaran según el tipo de patología y de cirugía realizada.